fbpx

El tiempo es más que oro

Quiero que seas sincero contigo mismo. ¿Cuán a menudo repites esta frase?: «No tengo tiempo»
Tal vez esta sea una de las frases más utilizadas al momento de dar una justificación por no asistir a un evento o por no haber cumplido con lo que hemos prometido. Pero, si realmente crees no tener tiempo para cumplir con algún compromiso, te invito a que sigas leyendo y descubras que todo es cuestión de organización.

¿Por qué siento que no tengo tiempo para cumplir con más compromisos?

Una de las causas más comunes de este sentimiento es la sobrecarga de trabajo o de responsabilidades. En diversas ocasiones, una persona que siente el no tener tiempo suele realizar muchas actividades que no están dentro de sus prioridades. Es normal pensar que el aumentar la carga de trabajo nos hace productivos, pero esto puede llevar al efecto contrario debido al estrés, el poco descanso y la ocupación de horas extras para terminarlo. Realizar pocas actividades de forma dedicada es el mejor hábito para culminar etapas, para posteriormente iniciar con otros proyectos personales. Ya sabes lo que dicen: el que mucho abarca, poco aprieta. De esta forma se puede disponer de tiempo para decidir en qué usarlo.

Pero: si tengo tiempo libre y decido invertirlo en hacer otra actividad: ¿estoy abarcando mi tiempo otra vez?
Es cierto. Si vuelves a tomar compromisos de manera desmedida, es posible que te encuentres con el impotente sentimiento de no tener tiempo. Piensa en tu tiempo como una cuenta bancaria llena de horas, días, semanas y meses. Debes tener cuidado en cómo inviertes ese tiempo porque, a diferencia del dinero, el tiempo no se puede generar. Antes de adquirir más compromisos, realiza un pequeño análisis de cuánto tiempo deberás dedicarles. Recuerda, el tiempo que inviertas no se regresará, así que debes analizarlo bien.

¿Por qué consumo mayor tiempo del adecuado en algún compromiso?

A todos nos ha sucedido que decidimos asistir a un evento que dura 1 hora y terminamos consumiendo 3. Este tipo de ocasiones nos impide realizar más actividades durante el día y basándonos en el principio de la cuenta bancaria, estamos regalando nuestro tiempo de forma desmedida. Es indispensable medir el tiempo del compromiso y también el tiempo entre compromisos. Esto genera puntualidad y permite organizar una agenda de forma efectiva.

Para recapitular. Menciono algunas mejores prácticas para empezar a recobrar tu tiempo:
1. Determina cuáles son tus actividades prioritarias: estudio, trabajo, la persona que quieres etc.
2. Sé puntual en tus compromisos y desarrolla el hábito de pararte y acostarte temprano.
3. Mantén un reloj contigo siempre. Será tu herramienta de inversión.
4. Procura tener un día del fin de semana sin agendar. Con ello, podrás disfrutar de tiempo libre y podrás dedicarlo en lo que desees.
5. No te sobrecargues de trabajo. Nuevamente, es mejor tener poco trabajo culminado que mucho trabajo a medias.

El tiempo de una persona es valioso.

Empecemos a recobrar nuestro tiempo, a valorarlo y saber en qué lo invertimos. Igualmente, empecemos a respetar el tiempo de los demás. Si de verdad nos preocupamos por los demás, el respeto a su tiempo es primordial para mejores relaciones interpersonales.
Al fin y al cabo, nuestro tiempo es más que oro y debemos cuidarlo como el tesoro que es.

Fuentes:

¿Te gustó este post?

Tenemos muchas publicaciones como esta!

Solo te enviaremos contenido de calidad. Prometido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dale Me gusta!

Compártelo con tus amigos

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp